lunes, 12 de agosto de 2013

Madre. Chiapas



Contemplo
me pierdo y  busco en lo verde,
en tus pliegues,
en la forma en la que repartes justicia,
en tu perfecta amorfa geometría,
en tus colores,
en quienes te habitan sin objetivarte,
en como entregas los frutos, 
de tu variado vientre 
paciente  raíz del tiempo.

Colores, arte, cuadros, sinfonías, espacios, arquitectura,
todo en ti yace:
justicia, ética, moral, respeto,
complejidad, crueldad, sacrificio,
todo se blande en tu falda de tierra,
en tu corona verde,
en tus múltiples cinturas de llano,
en tu piel de rocío y aire…

Enseñame a amar como tu amas
a llevar de ti el terremoto y las mareas
a respetar como tu respetas
a tomar como tu tomas
a esperar como tu esperas
a continuar como tu lo haces
a ser sutil
a ser minúsculo
a ser enorme
a ser todas las cosas
a no ser ninguna
a tener peso y ligereza
a ser brecha y jungla espesa
tiempo contenido… a ser  semilla.